Maternidad

¿Qué diferencia Alemania y Austria?

Austria y las diferencias con Alemania

Última actualización 24/06/2022 por myspanishsoul_blog

Alemania y Austria son países vecinos con muchas cosas en común. Sin embargo, después de haber vivido en ambos sitios, me doy cuenta de que son muchas diferencias entre estos dos países. Si te apetece aprender un poco más acerca de estas dos culturas, sigue leyendo que te las cuento.

¿Qué idioma se habla en Austria y Alemania?

El idioma nacional austriaco es el alemán. Sin embargo, hay diferencias entre el alemán de Alemania y Austria. Más concretamente, en Austria se habla el alemán austriaco (Österreichisches Deutsch), que es una variedad del alemán estándar. Además, yo creo que lo noto más porque en el norte de Alemania se habla hochdeutsch. Lo que se conoce por un alemán más puro. El equivalente a lo que en España consideramos al castellano de las provincias de Valladolid, Palencia y Burgos. Conforme bajas a la zona de Baviera, empiezas a tener dificultades para entender al personal.

Y eso es un poco lo que me ocurrió en Viena al principio. La entonación con la que hablan los austriacos es distinta a la de los alemanes. Si a eso le sumas que hay muchas, pero muchas palabras diferentes y propias de Austria, hace que en ocasiones tengas que preguntar varias veces por sinónimos :).

Algunos ejemplos de estas diferencias serían:

1.) En Austria usan heuer para varios significados. Al principio de estar aquí me confundía muchísimo. Por ejemplo, lo utilizan para hablar sobre algo de este año o temporada. Pero también para enfatizar algo.

2.) Otra diferencia en cuanto al lenguaje de Alemania y Austria es que a la misma cosa le asignan palabras distintas. En Alemania se suele decir gucken para mirar. En Austria casi siempre se usa schauen. Lo mismo ocurre con Mütze – gorro en Alemania – y Haube. Lo mismo ocurre con Kleidung – vestimenta o ropa en Alemania-, y Gewand para Austria. Cuando en Alemania alguien prueba un plato, se dice probieren. En Austria hablan de kosten. A los niöos en Alemania se les llama Jungen mientras que en Alemania hablan de Bubben. Esto los primeros días de escuela me traía de cabeza porque cuando decían Bubben yo traducía mentalmente en Puppen (muñeca) y no entendía nada.

3.) Mención especial merecen los alimentos. Mientras que tomate en alemán se llama Tomate, en Austria les llaman Paradise. Lo mismo ocurre con las patatas: Kartoffel en Alemania y Erdapfel en Austria. Otro ejemplo lo encontramos en la coliflor. Blumenkohl en Alemania, mientras que Austria prefiere llamarla Karfiol.

Unos más abiertos y otros, algo menos

La población austriaca es más cerrada que la alemana, o menos permeable. No hay que perder de vista que Alemania acoge a 80 millones de habitantes. Mientras que Austria se queda en 9 millones. A pesar de que Viena es una ciudad muy internacional y además una capital, Hamburgo me parecía más cosmopolita. Durante los ocho años que viví allí fueron muy contados los alemanes nacidos en Hamburgo que conocí. Aquí, en Viena, la mayoría de los austriacos que he conocido hasta la fecha, han nacido aquí. Mi sensación es que los alemanes nacidos en grandes ciudades se mueven mucho de ciudad.

Mientras que los austriacos nacidos en Viena se quedan aquí. Conservan a sus amigos de siempre y cuentan con la familia cerca, por lo que no tienen demasiada necesidad de hacer nuevas amistades.

En este sentido, creo que es determinante el hecho de hablar o no alemán. Yo, hablando alemán, he tenido la posibilidad de entablar algo parecido a amistades con varias familias austriacas. Sin embargo, conozco familias españolas que no hablan alemán y viven en Viena, a los que les cuesta mucho comunicarse en inglés hasta en el supermercado. Y más que por falta de conocimientos, por falta de interés por parte de las dependientas.

¿Positivos?

Los austriacos, al menos los de Viena, tienen fama de quejarse de todo. Y la verdad es que se la ganan a pulso. Si llueve, porque llueve. Y si hace calor, por ay que ver que calor hace. La cosa es quejarse. Honestamente, pienso que Viena es de las ciudades más bonitas que conozco. Y además un pedazo de ciudad para vivir. Donde la calidad de vida es altísima. A nivel geográfico tiene a una proximidad razonable tanto lagos para el verano como montañas para los deportes de invierno. Si lo comparamos con Hamburgo, encontramos diferencias notables en cuanto a clima y situación geográfica. Sin embargo, en Hamburgo suelen decir que no existe el mal tiempo, sino la ropa inadecuada. Una actitud mucho más positiva en Alemania que en Austria.

Precios

El coste de vivir en Alemania depende de la ciudad en la que vivas. Hamburgo, junto con Múnich y Düsseldorf, encabeza la lista de las ciudades más caras de Alemania. Aun así, los precios en Viena son más altos a los de Hamburgo, con diferencia. Algo que no acabo de entender del todo. Porque aunque la calidad de vida sea alta, no considero que sea más alta que en Hamburgo. Sin embargo, sí es un hecho que los salarios en Austria son más bajos que los salarios alemanes. Sobre todo noto la subida de precios en la compra. Y aunque el alquiler en Viena esté subiendo durante los últimos años, aún no ha alcanzado los precios de los pisos de alquiler en Alemania.

¿La vida en Austria o en Alemania?

Más diferencias entre Alemania y Austria:

  • Cultura eslava: se nota muchísimo. En Austria encuentras mucha presencia de apellidos checos, eslovacos, húngaros o de la antigua Yugoslavia. Lo escuchas en la calle y lo ves en los porteros automáticos. Esto no ocurría en Hamburgo. Aunque por supuesto había mucha mezcla de culturas, no predominaba la eslava, como en el caso de Austria.
  • El Austria se le pone un título delante a cada nombre. Licenciado, Máster, MBA., Doctor, etc. Es una forma de marcar el nivel social, algo también importante por aquí.
  • Religión: en Austria predomina la religión católica y es algo palpable en el día a día. Por ejemplo, contamos con más días festivos que en el norte de Alemania. Diez días de diferencia ni más ni menos. En el norte de Alemania predomina la religión protestante. No obstante, conforme te diriges al sur, encuentras regiones donde predomina el catolicismo como la zona de Nordrhein-Westfalen y Baviera.

La verdad es que ambos países, Alemania y Austria, son estupendos lugares para vivir. A nivel familiar cuentan con ayudas que ya las quisiéramos en nuestros países de origen. Viena con niños es un gustazo. Así como Hamburgo con niños en verano 😉 . Con respecto a oportunidades laborales, dependiendo del sector puedes encontrar tu camino tanto en un sitio como en otro, y en términos generales recomendaría sin dudarlo a los dos.

¿Imaginabas alguna de estas diferencias o las has vivido? Si tienes alguna otra diferencia que te haya llamado la atención me encantaría conocerla en comentarios😊. Y si te gustan este tipo de entradas, dímelo también para poder prepararlas.

También te van a gustar

Sin Comentarios

    Dejar respuesta