Maternidad

Pastilla de yodo contra la radiación nuclear

pastilla de yodo contra la radiación nuclear

Última actualización 07/03/2022 por myspanishsoul

Hace apenas un mes, oía por primera vez sobre la pastilla de yodo contra la radiación nuclear. Entonces me enteré de que en Austria, desde la catástrofe de Chernóbil, los colegios y escuelas infantiles deben de tener provisiones de pastillas de yodo en sus instalaciones. Desde que me convertí en madre en Alemania y he tenido choques culturales de todo tipo, pero nunca había escuchado nada parecido.

Guerra en Ucrania

La semana pasada nos despertamos con la noticia de que estaban invadiendo Ucrania, estallando así una guerra. Reconozco que me invadió el miedo. Un tipo de miedo que no recuerdo haber sentido antes. Una sensación de impotencia y de incredulidad al mismo tiempo. Porque la frontera de Ucrania está a menos de 700 km de nosotros. Y no solo es la cercanía a la tragedia. Es la sensación de desprotección que se siente al estar en un país que no es el tuyo y en el que además llevamos tan poco tiempo.

Desde ese momento los acontecimientos suceden atropelladamente y de la noche a la mañana, en Austria todos queremos tener una pastilla de yodo en casa. Pero, ¿ayudan realmente? Hoy te lo cuento.

¿Para qué sirven las pastillas de yodo?

Las pastillas de yodo o las terapias de yodo radioactivo se han usado tradicionalmente en la medicina nuclear. Su objetivo es tratar enfermedades relacionadas con la actividad excesiva de la glándula Tiroides. Esto también se conoce por hipertiroidismo. El tratamiento también se utiliza para tratar el cáncer de Tiroides.

Pastilla de yodo y catástrofe nuclear

El 23 de febrero nos despertamos con la noticia de que habían bombardeado Ucrania, estallando así una guerra. Reconozco que me invadió el miedo. Un tipo de miedo que no recuerdo haber sentido antes. Una sensación de impotencia y de incredulidad al mismo tiempo, porque la frontera de Ucrania está a menos de 700 km de nosotros. Desde ese momento los acontecimientos suceden atropelladamente y de la noche a la mañana, en Austria todos queremos tener una pastilla de yodo en casa. Pero, ¿ayudan realmente?

¿Cómo funcionan las pastillas de yodo?

El tratamiento con yoduro de potasio es una sal de yodo que ayuda a la tiroides para que no absorba la radiación externa. Según Iván Espada, responsable del Área de Información del Medicamento del CGCOF, estas pastillas se usan para bloquear la glándula del tiroides, de forma que no pueda absorber el yodo radiactivo que se desprende en caso de catástrofe nuclear. «Se dan dosis masivas de yodo normal para que la tiroides se llene y no se permita la entrada del radiactivo», detalla. De este modo se reduciría el riesgo de padecer cáncer de tiroides en caso de haber estado sometido a radiación nuclear, según la Autoridad Noruega de Radiación y Seguridad Nuclear.

pastilla-yodo-dosis-myspanishsoulblog
Pastilla de yodo en caso de accidente nuclear

La primera pregunta que me surgió cuando me contaron esto fue, ¿y el resto del cuerpo? Está bien que la glándula tiroidea se proteja de la radiación, pero, ¿qué hay de lo demás? Efectivamente, esta pastilla no puede evitar que el yodo radiactivo entre en nuestro cuerpo y no puede evitar los daños en la salud que cause. Por eso se dice que esto es una medida de protección muy especializada. Y que en caso de emergencia radiológica, la evacuación es la medida de protección más eficaz.

¿Cómo aumentar la protección de la pastilla de yodo?

La protección será mayor si se dan los siguientes tres factores:
1. Cuanto antes se tome, de mayor tiempo dispondrá la tiroides para «llenarse» del yodo de la pastilla en lugar del yodo radioactivo;
2. La cantidad de yodo estable que llega a la tiroides depende de la rapidez con la que se absorba;
3. Minimizar la dosis de yodo radiactivo al que se expone alejándote lo que puedas del origen de la radioactividad o escondiéndote en un sitio seguro como este búnker en el que dicen que Putin anda escondido junto a su familia.

Pastilla de yodo para niños en caso de accidente nuclear

Ya te lo contaba al comienzo de esta entrada. Aquí en Austria, como ya nos pasó en Alemania, hay que hacer las cosas con mucho tiempo. Y hace un mes y medio, tuvimos una reunión en el colegio de Mini C para formalizar su admisión.

Firmando el contrato, me encontré con un documento que me llamó mucho la atención. En él se me pedía autorización como madre para, en caso de emergencia nuclear, permitir al colegio que le administraran una pastilla de yodo a mi hijo. En este documento hacían mención a la catástrofe de Chernóbil. Lo apuntaban como medida de prevención que se tenía en Austria desde principios de los años 90. Cuando el gobierno austriaco envió pastillas de yodo a las farmacias para casos de catástrofe nuclear.

Administración de la pastilla de yodo en los colegios y escuelas

Finalmente, firmé el documento. Me extrañó que no hubiera tenido que firmar un documento similar para la escuela infantil a la que actualmente van los dos. Aunque tampoco le di mayor importancia.

Unos días más tarde del comienzo de la Guerra de Ucrania, me llegó la respuesta. A la recogida de mi hijo de la escuela, la profesora vino con un papel amarillo. Un documento, que yo recordaba haber rellenado el primer día en la reunión de padres. En él, se detallaban los datos de las personas a las que autorizaba para recoger a mi hijo. Sin embargo, había una casilla que había obviado. En ella, se planteaba la situación de la administración de la pastilla de yodo en caso de catástrofe nuclear. Reconozco que el hecho de que estuvieran recopilando estos papeles y revisando quien tenía la casilla marcada, me puso nerviosa. No sabía si se me estaba escapando algo, pero algo me decía que sí.

Conversando unos minutos con la profesora de mi hijo, intenté investigar la importancia de administrar esa pastilla de yodo. Me comentó que era una medida de prevención para evitar enfermedades cancerígenas en personas que habían estado expuestas a radiación nuclear. También me dijo que tanto escuelas infantiles como colegios, tienen que tener un contingente de estas pastillas. Y que estaban revisando cuantos padres habían dado permiso, para revisar que tuvieran suficientes. De alguna forma, me estaba diciendo que esta posibilidad existía y era real.

¿Hasta qué edad se debe tomar la pastilla de yodo en caso de catástrofe nuclear?

A la mañana siguiente, fue la profesora de mi hija la que me llegó con el correspondiente papelito amarillo. Esta vez me enteré de que no solamente los niños deben tomarla llegado el caso. Si no también todos los menores de 40 años. Además de embarazadas y madres en periodo de lactancia. Lo siguiente que supe, unas horas más tarde, es que la radio había informado de que estas pastillas de yodo estaban agotadas en las farmacias de Austria.

¿Cómo se toma la pastilla de yodo en caso de exposición a radioactividad?

Debe ingerirse antes o poco después de la irradiación para disminuir el riesgo de cáncer. Solamente hay un antecedente en la historia y fue accidente nuclear de Fukushima en el año 2011. En esa ocasión fue la propia OMS la que advirtió de los riesgos de efectos secundarios de no tomar esta pastilla adecuadamente. Por eso, y según transmitió el responsable del Área de Información del Medicamento del CGCOF, Iván Espada a EP. En caso de que fuera necesario tomar una pastilla de yodo a causa de un accidente o ataque nuclear, serán las autoridades pertinentes quienes lo indiquen.

¿Qué dosis de yodo se debe tomar en caso de radioactividad?
«Las pastillas vienen en dos dosis: 130 miligramos y 65 mg. Cada pastilla contiene 65 mg de yoduro de potasio», explican los expertos.  Una dosis protege durante 24 horas y no se debe de tomar más de la dosis indicada.

Pastilla de yodo agotada en Austria y Finlandia

Una cosa que he aprendido es a no creerme todo lo que escucho en la televisión o la radio. Así que ayer por la tarde fui a una farmacia a preguntar por estas pastillas. Me confirmaron que no había existencias para adultos. Le pregunté si era algo de ahora, o si llevaban meses sin existencias. Y me dijeron que llevaban meses así. Continúe insistiendo y me acerqué a otra farmacia. Esta vez me dijeron algo diferente.

Me comentaron que solamente podían vendérselas a niños, mujeres embarazadas o mujeres que amamantaran. Entonces caí en la cuenta de que necesitaría comprarlas para mis hijos. La eventualidad de que ocurriera una catástrofe nuclear y que le administraran esta pastilla de yodo a mis hijos en el colegio estaba cubierta. ¿Pero qué pasaba si estaban en casa? Con este argumento y con sus respectivos DNIs, me dieron una cajita.

Comentándolo con una amiga española que no tiene hijos, me dijo que su marido únicamente tuvo que ir a una farmacia y se la dieron. Justo la misma que me habían dado a mí. Ahí me di cuenta de que la pastilla de yodo era la misma para adultos o niños, lo que varía es la dosis.

Y una vez escrito todo esto, solamente nos queda guardar la calma y confiar en que todo saldrá bien.

También te van a gustar

Sin Comentarios

    Dejar respuesta